jueves, 30 de septiembre de 2010

Horror a medio día

Esta es una historia que escuché de una amiga que vive en San Luis Potosí. Antes de mudarse a su actual departamento vivía cerca del cementerio "Valle de los Cedros".  Ella lo cuenta con mucho terror en sus ojos. Dice que aún le parece irreal.

En una ocasión iba camino a "Las Vias" un domingo cerca del medio día, caminando cerca del cementerio. De pronto algo llamó su atención. Estacionado afuera del cementerio, del lado por el que ella iba a pasar, a lo lejos vio un coche antiguo. Algo parecido a la siguiente imagen.



Le llamó la antención pues aunque no es raro encontrarse este tipo de vehiculos en la ciudad, vio en su interior algo muy extraño.

Sentada al volante, estaba una mujer con la piel muy blanca y el peinado como de muñeca antigua, con unos rulos rubios muy definidos y la boca pintada de color rojo muy brillante y un sombrero en la cabeza, era como un disfraz de alguien vestido como en los años 40.

Comenzó a sospechar que algo no andaba bien, pero siguió caminando. Mientras más se acercaba al vehículo, más se le erizaba la piel. De algun modo estaba sintiendo mucho miedo por algo que ni siquiera estaba cerca y que ni siquiera había visto bien.

Al irse acercando vio con más claridad a una mujer muy palida, con peinado antiguo como de muñeca. La mujer seguía a mi amiga con la mirada.

Ella sintió mucho miedo sobre todo cuando notó que la cabeza estaba más hacia adelante que su cuello, como si le hubiesen cortado la cabeza y estuviese acomodada más hacia adelante, y se veía mal, irreal, bizarra.

Entonces al notar esto, dice que iba convenciendose a si misma de no voltear la mirada al pasar al lado del coche, era como si fuese dandose una orden mental a ella misma para que la curiosidad no la traicionara, incluso miraba su reloj para distraerse y fue como se dio cuenta de que eran las doce del día exactamente. Pero lamentablemente no pudo controlarse y al pasar justo por un lado del coché volteó para ver que era eso.

Lo que vio fue espantoso. La mujer la miraba fijamente y su cabeza efectivamente se encontraba fuera de su lugar, más adelante que el cuello, y cuando mi amiga volteó a verla, este horripilante espectro o lo que sea que fuere, le hizo una mueca. No fue una sonrisa, ni tampoco fue una expresion de dolor o enojo, solo una mueca extraña, como para que ella se diera cuenta de que no estaba imaginando nada, como para que ese momento quedase grabado en su memoria para siempre. Y así fue.

Nunca nadie vio ese carro antes, ningun vecino, ni nadie de su familia lo vio ni antes ni despues de ese día, solo ella que desafortunadamente se encontraba pasando por ese lugar ese día y a esa precisa hora.

Poco tiempo despues se cambió de casa, pero nunca se le va a olvidar ese episodio tan macabro que vivió.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

La Dama de Negro



Hace algunos años, tuve la oportunidad de asistir al teatro a ver esta fabulosa obra de terror, originaria de Inglaterra.

A mi me encanta el genero de terror en las peliculas y jamás me imaginé que una obra teatral pudiese provocar el mismo temor que las grandes producciones de Hollywood, pero esta obra realmente te hace aferrarte a la butaca y te mantiene alerta de inicio a fin. Realmente si tienen oportunidad de ir a verla, es bastante recomendable y seguramente les dejará un muy buen sabor de boca.

Esta obra fue escrita por Susan Hill, pero ella misma pensó que no serviría su escrito como obra teatral, sin embargo, fue un total exito y en el año de 1994, Rafael Perrin nos deleitó con el estreno de la Dama de Negro, en México.

Esta obra es sumamente sencilla, con unicamente 3 actores en escena: Un hombre que vivió una horrible experiencia en una mansión, arreglando los asuntos de una mujer que murió recientemente, un director teatral quien buscará ayudarle al hombre a representar esta experiencia y una espectral mujer vestida de negro. La escenografía consiste en muy pocos elementos, como un baul, un par de sillas y alguno que otro prop que en estos momentos no recuerdo.

El hecho es que la magnifica combinación de las actuaciones y el sonido, hacen de esta obra una experiencia singular que vale mucho la pena.

Sin embargo, el terror no termina al bajar el telon. Se dice que cosas muy extrañas han sucedido a los actores y  en ocasiones al publico tambien.

1. EL INFARTO DE RAFAEL PERRIN. Director y actor de la obra desde su estreno, sufrió un ataque al corazón durante una función en enero de 1997. A la distancia, dice: “Más que miedo, fue un momento de incertidumbre; hasta el día de hoy, estoy convencido de que nunca me dio un infarto”.

2. PATY HA ESCUCHADO VOCES. Ya son dos ocasiones en las que la actriz Paty Perrín ha escuchado voces. La primera vez fue cuando la obra se presentaba en el Teatro Renacimiento, donde le dijeron: “Hola, Paty” y  después en el Foro Shakespeare donde le azotaron la puerta del baño.

3. DOS DAMAS DE NEGRO. “¿Qué haces aquí Paty? ” le preguntó Rafael Perrín a Paty durante una función. La encontró en el foro del escenario, lugar en el que nunca debería estar. Y en efecto, Paty no estaba ahí, sino tras bambalinas esperando su turno para entrar.

4. LA NIÑA MAS PROFESIONAL. Durante una de las tantas giras por la republica, Rafael Perrin recibió un articulo publicado en un periodico local que hacía una critica bastante buena sobre la obra, pero le llamó la antención que el periodista hacía énfasis en una niña que siguió durante toda la obra a Odiseo Bichir "que profesionalismo de la niña" decía el articulo. Pero no existe tal personaje.

5. ES ALGUIEN QUE ME CUIDA. Odiseo Bichir cuenta que, dado que tiene que correr, subir y bajar en casi total oscuridad, muchas veces ha estado a punto de caerse y siempre escucha voces que lo guian por la penumbra, incluso en una ocasión sintió que lo empujaban, para darse cuenta de que estuvo a punto de caer del escenario, y de no haber sido por ese empujoncito, de seguro se habría lastimado.

Estas son solo unas pocas de las tantas experiencias que tantos actores han experimentado a lo largo de 16 años, y es que dicen que hablar de lo paranormal, atrae esa energía hacia nosotros. Mucho más si se trata de teatros tan viejos como el Teatro de la Paz, en San Luis Potosí, que es en donde tuve oportunidad de presenciar esta obra tan extraordinaria.

martes, 28 de septiembre de 2010

El Fantasma de la construcción

A principios de los años 90's, una de mis tías compró una casa en San Luis Potosí.

Esa casa perteneció solamente a otra persona antes de ser adquirida por mi tía. Era un doctor y su familia. No supimos por que decidió vender la casa, estando tan bien ubicada y siendo tan amplia, hasta que coincidimos en que en esa casa había algo extraño.

Dado que mi tía y su familia viven en Estados  Unidos, la casa permanece sola durante la mayor parte del año, solamente es utilizada cuando ella viene de vacaciones.

Pero también nos presta su casa para hacer fiestas y reuniones, pues es una casa muy grande. En una ocasión, mi mamá le pidió la casa a mi tía durante unos meses para poner sus oficinas de manera temporal ahí, en lo que encontraban otro lugar.

Fue así como me di cuenta de que algo ocurría en esa casa. Si nos quedabamos hasta tarde, escuchabamos conversaciones en los demás cuartos de la casa. Escuchabamos que las impresoras y las maquinas de escribir se movían. En una ocasión incluso las computadoras se encendieron solas. TODAS.

Nos escondían las cosas y se perdían muchas otras. Dice mi mamá que muchas veces llegó temprano solo para darse cuenta de que todas las sillas estaban amontonadas en un rincón. Los vecinos decían que se escuchaba como arrastraban las sillas por toda la casa.

Luego de que mi mamá mudó su oficina a otro lugar, y la casa volvió a quedar vacía, nos topamos al anterior dueño de la casa y le prguntamos sobre los extraños sucesos. Nos contó que cuando la casa estaba siendo construida, los albañiles se pusieron borrachos y uno de ellos se cayó desde la azotea, no solo fue el golpe lo que lo mató, sino que además cayó encima de unas varillas y se desangró hasta morir.

Nos dijo que los mismos albañiles eran acosados por el fantasma del compañero que había fallecido, hasta que terminaron la obra. Luego, durante todo el tiempo que el y su familia vivieron ahi, experimentaron sucesos extraños que los obligaron a buscar otro lugar donde vivir.

lunes, 27 de septiembre de 2010

La llorona


La llorona es una leyenda muy conocida en México e incluso con diferentes versiones en otros paises de latinoamerica. En resumidas cuentas, es la historia de una mujer que tenía dos hijos, conoce a un hombre y comienza a salir con él, un día él la abandona y ella piensa que es por culpa de sus hijos, así que los mata ahogandolos en un rio. Luego se da cuenta de lo que hizo y se suicida, para que su alma quede vagando eternamente llorando por sus hijos.

Se dice que el alma en pena de esta mujer vaga cerca de rios, lagos, lagunas, etc. Vestida de blanco, llorando con un pesar inmenso "HAY MIS HIJOS".

Mucha gente asegura haberla escuchado e incluso haberla visto. No es raro sobre todo, en lugares donde hay un rio cercano, escuchar historias de gente que dice que por ahi pasa la llorona por las noches.

Yo misma la escuché en distintas ocasiones. Cerca de la casa de mi mamá, en donde pasé toda mi infancia, había un río que convirtieron despues en un boulevard muy importante en San Luis Potosí, ya que atraviesa la ciudad de oriente a poniente. Inclusive este río recupera su cauce en temporada de lluvias, cuando el boulevard queda intransitable por las inundaciones, el famoso Río Santiago.

Pues bien, tanto mi mamá como mis tías y mi abuelita vivian todas en el mismo fraccionamiento cerca del Río Santiago.

La primera vez que escuché a la llorona, fue en casa de una de mis tías, en una ocasión en que me quedé a dormir con mis primas, yo tenía unos 14 años. Solíamos platicar hasta tarde, leer revistas, contar chismes, y cuando ya era muy tarde, apagabamos la luz y seguiamos platicando. Ese día, una de mis primas me dijo que ella y mi tía habían escuchado a la llorona, que no decía "hay mis hijos" como se pensaba o como la leyenda decía, sino que era mas bien un grito muy desgarrador de una mujer. Que se escuchaba en los terrenos valdios que daban al Rio Santiago.

Incluso me dijo que una vez mi tía escuchó a altas horas de la noche mucho alboroto como de muchas mujeres haciendo bulla o peleandose. Así que salió a ver que había pasado, pensando que posiblemente se trataba de algun ladrón que habían agarrado robando en alguna casa o algo similar. Siguió el ruido de las mujeres hacia un lado de la cuadra y cuando llegó a la esquina, el sonido se escuchaba en la otra esquina. Lo siguió nuevamente y cuando llegó ahi el sonido volvió al lugar original. Enseguida el ruido de la multitud invisible cesó para dejar un silencio sordo en la noche. Ni siquiera se escuchaban grillos. Entonces mi tía se fue hacia su casa y cuando apenas cerraba la puerta de entrada escuchó un grito desgarrador de una mujer, dice que retumbaba en todos lados, como si el sonido viniera de todos lados y de ningun lado al mismo tiempo.

Luego supo que varios vecinos tambien la habían escuchado. Todos asumieron que se trataba de la llorona. Otro vecino dice que al escuchar el grito pensó que alguna muchacha de la colonia se encontraba en problemas, la estaban asaltando o hasta violando. Así que salio a buscarla, pero le sucedió lo mismo que a mi tía con el ruido de la gente, en un punto se escuchaba como si el ruido viniera de otro lado y al llegar al otro lado se escuchaba en otro lugar. Era un grito que helaba los nervios, que llegaba hasta lo mas profundo de la piel, erizandola. Era sin duda algo sobrenatural.

Despues de esta platica, cambiamos de tema, y nos pusimos a leer revistas, luego a comentar articulos y luego apagamos la luz y seguimos platicando. En eso, una de mis primas dijo "shhhh... callense. Se escuchó el grito a lo lejos" Entonces nos quedamos en silencio, con la luz apagada y la ventana abierta, esperando escuchar algo.

Despues de unos minutos de esperar, escuchamos algo que nos asustó mucho, era un grito de mujer, desgarrador, largo, no decía nada, pero era sin duda un grito de dolor que hacía un ligero eco en todos lados. Pero se escuchó muy lejos.  Apenas cesó el grito nos pusimos nerviosas y comenzamos a hablar de otra cosa, cuando de pronto, sin que hubiese pasado ni siquiera un minuto, escuchamos el mismo grito desgarrador de mujer, JUSTO AFUERA DE LA VENTANA. El mismo que habíamos escuchado segundos antes en algun lugar a kilometros de distancia.

Gritamos de miedo y encendimos la luz, cerramos la ventana y mi tía fue a ver que nos pasaba, pues ella no había escuchado el grito de mujer, solo nuestros gritos.  Le dijimos que nos había pasado y salió a la calle, solo a asomarse si había alguien pero eran al rededor de las 3 de la mañana y las calles estaban vacías. Además, un barandal separaba la ventana del cuarto donde estabamos, de la calle. Y no se escuchó el rechinido del barandal cuando alguien abre la puerta. Esa noche dormimos con la luz encendida.

Despues de eso, logré escuchar ese mismo grito en varias ocasiones desde la casa de mi mamá, donde yo vivía. Pero nunca se escuchó tan cerca como la vez que me quedé a dormir en casa de mi tía.

Incluso una vez en que mi hermana la mayor y yo nos quedamos despiertas hasta tarde, escuchamos ese grito a lo lejos. Le dije a mi hermana que era la llorona, que era la misma que había escuchado en la casa de mi tía y quiso creer que se trataba de algun borracho gritando en alguna fiesta a lo lejos. Era ilogico, despues de lo que yo había vivido, eso no tenia sentido. Era un grito de mujer, era la misma intensidad, la misma longitud y el mismo dolor. Se sentía el mismo escalofrío.

¿Sería la llorona? No lo se, así la bautizamos en la colonia, quizá no era la llorona, pero sin dudas era algun espiritu del mas allá que sufría y nos lo hacía saber a traves de ese grito escalofriante que nunca se me va a olvidar.

martes, 21 de septiembre de 2010

Historias cortas sobre la Ouija

En la entrada anterior, relaté como mi papá tuvo varias experiencias poco agradables con la Ouija. Generalmente todas las historias que escucho sobre esta tabla son similares: Todo empieza bien y acaba aterrorizando a los participantes de la sesión. A continuación tres pequeñas historias que he escuchado sobre  la Ouija. Espero las disfruten tanto como yo.


El nombre de mi hijo.

Esta historia me la contó una amiga de la infancia. Su mamá recibió de regalo una Ouija cuando estaba recién casada. Jugaba a veces con su hermana y a veces sola. En una ocasión la ouija se mostró muy comunicativa y la mamá de mi amiga, que en ese entonces no tenía hijos, comenzó a hacerle varias preguntas sobre su futuro, su esposo, si tendría hijos y que nombres tendrían.

Esta ultima pregunta hizo a la ouija moverse muy rapidamente y contestar con mucha ansiedad "Tu primer hijo, va a ser moreno, de estatura media, complexion media y ojos cafés... se va a llamar Edgar".

Entonces la señora preguntó "¿Como sabes eso?  a lo que la ouija se apresuró a contestar "Por que yo seré tu hijo en mi proxima vida".

Regalo demoniaco.

Esta historia la escuché de mi prima Sonia. Ella contaba que una conocida suya, de nombre Elizabeth, había recibido como regalo por parte de una tía que era muy adepta a los temas paranormales, una tabla ouija. Esta tabla, decía su tía, había sido "bautizada" y curada en el cementerio del pueblo  a la media noche de una luna llena. Elizabeth era muy curiosa con cualquier asunto relacionada con espiritus, así que recibió el regalo muy emocionada y esa misma noche comenzó a usarla. Ella sola.

Hacía preguntas y obtenía respuestas insignificantes, hasta que un día, casi un mes despues de haber recibido la ouija, las sesiones se tornaron violentas. Mientras elizabeth jugaba, los perros comenzaban a ladrar en la calle, y en las ventanas y paredes se escuchaban muchos golpes. Elizabeth se asustó mucho  y guardó la ouija en un baul, lo cerró con un candado y guardó el baul bajo su cama.

Pero esa misma noche, Elizabeth se despertó aterrorizada sintiendo como su cama se sacudía. Dijo un par de oraciones en silencio y pudo dormir el resto de la noche. Al día siguiente cuando regresó de la escuela, vio la tabla ouija encima de su cama. Alguien la habia sacado del baul. Busco la llave y estaba escondida en el mismo sitio donde ella la había dejado y el baúl parecía estar en la misma posición. Preguntó a sus hermanos y todos negaron haberlo hecho.

Por lo que decidió tirar la ouija a la basura. Se fue a dormir y al día siguiente, la ouija estaba en la mesa de noche al lado de su cama.

Ella estaba muy asustada, ya no podía dormir. La ouija parecia pedir que jugara con ella, y como era una tabla de madera vieja, decidió quemarla.

Ella misma le puso alcohol y vio como la tabla se redujo a cenizas en un momento. Pero la ouija volvió a aparecer al lado de su cama al día siguiente.

Desesperada acudió con su tía, quien le dijo que la unica manera de deshacerse de ella era regalandola. Parecía que su tía había hecho lo mismo. Así que Elizabeth salió a la calle y le entregó la tabla a una persona que no conocía. Y luego se alejó rogando que su pesadilla terminara. Y así fue. No volvió a escuchar de la ouija y tampoco volvió a tener episodios de terror nocturno. Quien sabe la pobre infeliz a la que le regaló la ouija.

Su muerte

Decía mi abuelo que conoció a un señor que gustaba de jugar con la ouija. En una ocasión este señor preguntó a la ouija cuando se iba a morir. La ouija entonces le respondió que su muerte llegaría cuando la taza se rompiera.

Sin dar otro dato mas especifico, el señor comenzó a tener paranoia acerca de su muerte. Vivía temeroso y no quería salir de su casa, cualquier ruido le alteraba los latidos de su corazón y le hacía sudar frio. Pensaba que su muerte llegaría en cualquier momento.

Entonces un día, estando solo en su casa comenzó a tener un ataque de ansiedad y paranoia, pues no quería morir, decía. De pronto se empezó a quedar dormido sin darse cuenta de que la taza de café se había quedado muy a la orilla de la mesita lateral, con su paranoia a pique, se despertó de pronto dejando caer la taza sin querer. Fue tan fuerte el susto que tuvo al chocar la taza contra el piso y romperse en muchos pedazos, que sufrió un infarto y murió. Tal como lo predijo la ouija.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Jugando con la Ouija



Siempre he pensado en la Ouija como un instrumento delicado y misterioso, de niña le tenia miedo al simple nombre, tenía curiosidad pero las historias que contaba mi papá hacian que esa curiosidad se quedara en el olvido.

- La Ouija - decía mi papá - no es un juguete. Es como un telefono con el cual te puedes comunicar con seres del más allá, pero nunca sabes quien estará acudiendo a tu llamado. Lo aprendí a la mala.

Cuando era chico, mi hermano Juan y yo nos hicimos de una Ouija, la construimos nosotros mismos por curiosidad. Teníamos al rededor de 12 y 10 años. Vivíamos en una casa que mi papá había construido con sus propias manos y era grande, tenia un terreno enorme al rededor de la casa. Al entrar estaba la pileta, que era un gran aljibe de 4 x 4 mts.  En todo el rededor de la casa había una especie de banqueta de aprox. un metro de ancho. Al entrar a la casa habia un pasillo enorme que llevaba a la cocina y el comedor, a los lados de ese pasillo habian tres puertas, una del lado izquierdo y dos del lado derecho, esas eran las habitaciones principales. Habia otra habitación mas en el fondo de la casa, pero a esa se entraba por la parte del comedor. Esa era mi recamara. Los baños estaban pegados a la construccion de la casa, pero uno se tenia que salir al patio para ir al baño. El terreno de atrás de la casa era grandisimo, tanto que mi papá construyó una segunda casa hacia el fondo del terreno y aun quedaba mucho espacio entre una casa y otra, al menos unos cien metros.

Teniamos arboles  en todo el terreno, flores, y habia tambien mucha hierba mala.

Cuando mi hermano Juan y yo empezamos a jugar a la Ouija, fue divertido, obteniamos respuestas incoherentes y hasta chistosas sobre las preguntas que haciamos. Después las cosas se empezaron a poner mas serias: durante una sesion de "juego" con la Ouija, el espiritu que nos contacto se tornó agresivo y nos dijo varios insultos. Los dos eramos unos chamacos y sin dudarlo dejamos el juego por un rato.

Esa noche, no pude dormir, escuchaba muy nitidamente como algo o alguien daba vueltas por fuera de la casa, todo al rededor, incluso se escuchaba una pisada normal y una pisada de palo.

A partir de esa noche, siempre que tenia insomnio era atormentado por el fantasma de la pata de palo, como solia llamarlo. Mi hermano tambien podía escucharlo.

Una noche jugando nuevamente con la Ouija, le adverti que nos dejara en paz. Su respuesta fue "no". Me fui a dormir solo para ser despertado al rededor de las tres de la madrugada por un golpe fuertisimo en la cara. Me levanté, encendi la luz y no había nadie en mi recamara, pero al verme al espejo vi mi mejilla notablemente enrojecida. Alguien invisible me había golpeado y había sido sin duda el fantasma de la pata de palo.

Incluso con esa experiencia tan aterradora, mi hermano y yo no dejamos de jugar, hasta el día en que supuestamente nos topamos con el diablo. Comenzamos a jugar con la Ouija como siempre y el que nos contestaba, aseguraba que era el diablo, Juan y yo nos reímos y nos dijo, que si nos atrevíamos, que salieramos a las 12 de la noche al patio trasero y nos daría una prueba de que él era el diablo.

Así lo hicimos, a las 12 de la noche salimos al patio y no vimos absolutamente nada extraño, los ruidos nocturnos, las luces de la carretera mas cercana, y eso era todo. Juan entonces le gritó: "Aqui estamos, Señor Diablo, y no nos has dado ninguna prueba".

Lo que a continuación sucedió no he sabido explicarlo, uno de los arboles comenzó a iluminarse de color anaranjado muy intenso, luego comenzó a arder en llamas. Juan y yo entonces tuvimos miedo y corrimos a refugiarnos adentro de la casa. Al día siguiente con la protección de la luz matutina, salimos al patio y ningun arbol estaba quemado, todos estaban intactos.

Entonces ¿que fue lo que presenciamos los dos?

Aún ahora, dudo que haya sido el diablo quien nos contestó esa noche, pero sin duda era un espiritu muy poderoso que quiso darnos una lección. Nunca más volvimos a jugar a la Ouija.

Esta es una de tantas historias que cuenta mi papá.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Imagen desde el más allá

Como ya lo he mencionado en este blog, en febrero de este año perdí a una de las personas mas importantes de mi vida: Mi abuelita Martha. Ella era una persona dulce y tierna, jamás obtuve de ella otra cosa que no fuera cariño y sonrisas. La recuerdo con mucho amor y aún me da tristeza saber que ya no la puedo abrazar, ni decirle cuan importante era ella para mi.

Lamentablemente no alcancé a despedirme de ella, no la alcancé a ver con vida, ya que vivo a 5 horas de distancia de mi ciudad Natal. Por tanto, desde el momento que supe que había fallecido, sentí mucha tristeza pero sobre todo mucha culpa.

Una semana despues de que regresé de su entierro, fue mi cumpleaños. Yo me encontraba sola llorandole en la sala de mi casa, pidiendole que me perdonara por no poder ir a verla antes, pidiendole que me diera una señal para saber que no tenía resentimientos hacia mi.

Entonces un globo que me habían obsequiado mis compañeros del trabajo, comenzó a moverse repentinamente, como si una corriente de aire fuerte lo moviera, pero no habia ninguna ventana abierta. Entonces tomé la camara y comencé a tomar fotos por toda la sala y el comedor. Despues me fui a dormir y se me olvidó lo que habia ocurrido.

No fue sino hasta un mes después, que pasé las fotos a mi computadora, cuando noté que había algo extraño en una de esas fotos. Era como la silueta de mi abuelita sentada al comedor.

Aqui está la foto original:

Aqui le agregué textura y le cambié la composición de los colores. Esto para ver unicamente los objetos mas destacados de la fotografía:



Se puede ver perfectamente alguien sentado en el comedor, justo en medio de la foto

En la siguiente alteración, le subi unicamente el brillo.

Aqui señalo la figura, en caso de que no la ubiquen.



Las fotos no están alteradas de ninguna manera, mas que para resaltar los objetos o el brillo. Si alguien tiene interes en realizar pruebas o analisis sobre la fotografía original, la cual tengo en alta resolución, con gusto se las haré llegar.

Yo me quedo con la hermosa figura de mi abuelita, diciendome que no me guarda resentimientos y que siempre estará conmigo.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Orbs: energía de los fantasmas

El tema de los orbs o burbujas de luz, ha generado polémica al rededor del mundo, dado que los esépticos atribuyen estas luces enigmaticas a fallas en los equipos de fotografía digital que abundan en la vida cotidiana.

Pero ¿Que son en realidad los orbs? ¿Podría tratarse de energía de seres del más allá?

Existen miles de fotografías que han tomado miles de personas, sin intenciones paranormales, en las que aparecen estas esferas o burbujas, a las que se les ha dado el nombre de orbs.

Muchos creen que se trata de espiritus de angeles, de fantasmas o sencillamente energía. Otros aseguran que por el uso de las camaras digitales es por que se obtienen estas fotografías con fallas en la imagen.

Pero, yo creo que se trata de energía, ya sea de fantasmas o de cualquier otra entidad paranormal. Tengo fotos en mi baul de recuerdos, tomadas con camaras de 3.5mm en las que aparecen estos orbs. La mayoria de las fotos que tengo son tomadas con camara digital.

Aqui algunas fotografias de mi colección en las que aparecen los llamados orbs:













Todas estas fotografias fueron tomadas por mi, con diferentes camaras y en diferentes situaciones. Ninguna con intención de buscar fantasmas ni mucho menos.

Los especialistas en el tema, aseguran que se han hecho miles de experimentos con particulas de polvo, esporas, polen y gotas de agua, para compararlas con los llamados orbs. Los resultados han arrojado muchas diferencias, tanto en aspecto como en tamaño de las particulas que se han analizado contra los orbs. Basado en esto, se ha creado la teoría de los Orbs, u "Orb Theroy", en la que se asegura que "el alma es la esencia de quien fue la persona en vida, dado que carece de cuerpo fisico, el espiritu adquiere la forma más comun en la naturaleza: una esfera. Gracias a esto, el espiritu puede moverse con facilidad hacia donde lo desee. Los Espiritus estan en todos lados, en algunos lugares se aglomeran más que en otros, pero siempre nos acompañan y es por esto que podemos captar en fotografía la aparición de orbs en cualquier momento y en cualquier lugar"

Si ustedes tienen la inquietud, pueden intentar tomar fotografias comparativas con particulas de polvo, agua, etc, para que vean por si mismos cuan diferentes pueden ser los orbs de energía, de las particulas.

Yo me quedo con la teoría de los Orbs.