viernes, 29 de enero de 2010

El Foco Tonal

"Es un punto energético en donde establecemos contacto directo con la divinidad. Es la entrada hacia otra dimensión. Todo lo que pidamos coherentemente se nos dará, ya que la comunicación es inmediata." Asi lo define el propietario Don Manuel Dominguez.

El foco tonal propiamente dicho se encuentra en medio de un círculo al aire libre, decorado con azulejos y rodeado por siete columnas pintadas con los colores del arcoiris. Fue inagurado en noviembre de 1998. El fenómeno acústico inexplicable que exprimentan los que se paran justo en el punto energético es comparable con la reverberación que escucha un locutor de radio a través de sus auriculares al estar hablando. Los que estan afuera oyen la voz "a lo lejos" y "encerrada". El "castillo" del que hablan es la residencia particular del propietario y su familia. A un costado del mismo se encuentra una capilla utilizada para las curaciones.

Hace poco menos de un mes, tuve la oportunidad de visitar este lugar, el cual se encuentra a unos 40 minutos de Guadalajara, yendo hacia Ocotlán, Jalisco.  Tenía curiosidad desde que hace unos 4 años escuché de este sitio, gracias a rumores que escuchó una compañera de trabajo en donde yo en ese entonces laboraba, en San Luis Potosí.

Dicen que es un lugar donde te llenas de energía y que tu voz se escucha diferente ahi, aún estando al aire libre. Dijo ella.

El hecho es que, aún teniendo ya un tiempo viviendo en la ciudad de Guadalajara, no había tenido oportunidad de ir al misterioso Foco Tonal, hasta hace poco.  Mi experiencia fue la siguiente:

Al llegar se puede ver una especie de Castillo, desde el camino. En la entrada se ve una pirámide de  vitral con un ojo en el centro. Cobran 13 pesos por persona, y dan un folio para poder entrar al foco tonal. Mientras esperábamos nuestro turno pudimos entrar a la tienda esotérica que se encuentra en el mismo lugar. Debo decir que aunque hay cosas bastante caras, son bastante interesantes y bonitas, desde hadas, duendes y gnomos de resina, cruces, elefantes, y muchos etcéteras más de artículos esotéricos y ocultistas. Hay también una tienda donde se pueden comprar botellas y garrafas de agua, papas y golosinas.

A un costado del pasillo de espera hay una pequeña casa de madera, al lado de la cual se encuentra un busto del fundador y propietario original del lugar.

Llegado nuestro turno, se nos pidió que leyeramos una oración a Saint German, cosa que honestamente no hice, ya que no soy católica. Se nos pidió que nos quitaramos los zapatos para entrar al circulo al rededor del Foco tonal. Se nos fue pasando por grupos de 30 personas aproximadamente y uno a uno fuimos colocando en el centro (En donde se encuentra una estrella de David) pertenencias, botellas de agua, cruces, talismanes, etc., para que se cargasen con la energía del lugar.

Después de que todos nos sentamos al rededor, el guía comenzó a explicarnos que era el Foco Tonal, quien fue su descubridor y como es que hace unos años el foco tonal era tan delgado como un rayo de luz y ahora esta alcanzando casi un metro y medio de diámetro.

Nos platicó que debido a la cantidad de energía que hay ahí, a los seres místicos como hadas, duendes y gnomos, les gusta habitar cerca de ese lugar, incluso la gente que va a visitarlos les deja ofrendas y juguetes.

Después de toda la introducción que nos dio, nos pidió que levantáramos del centro nuestras pertenencias, y nos pidió que pasáramos uno a uno al centro para decir en voz alta nuestro nombre.

Cada que pasaba alguien a decir su nombre, se escuchaba diferente, no sabría explicarlo. Cuando me tocó a mi decir mi nombre,  escuche el sonido de mi voz como si me encontrara en un cuarto cerrado.  Una persona al pasar al centro comenzó a llorar y no pudo decir su nombre. El guia dijo que se movían muchas emociones en ese lugar.

Acto seguido nos pidió que pasara alguna persona enferma al centro y los demás lo rodeáramos, para recibir la energía y hacer oración o peticiones, según nuestros deseos. Mi papá, quien tiene ya unos años delicado de salud fue quien se colocó en el centro y los demas nos pusimos al rededor con los ojos cerrados y las manos hacia el cielo.

Debo decir que en el mismo  instante en que elevé mis manos y cerré los ojos, comencé a sentir un flujo increíble de energía que me recorría desde las puntas de las manos hasta las puntas de mis pies, al grado de sentir cierta presión en la cabeza y un ligero mareo.  En silencio le pedí a la diosa sus bendiciones para mi y mi familia. Luego se nos pidió que nos retiráramos del foco tonal sin darle la espalda.

Tarde varios minutos en recuperarme, ya que sentía mucha energía recorriendo mi cuerpo. Fuimos entonces a hacer un recorrido por el sitio donde nos indicó el guía que estaba habitado por hadas y duendes, tomamos algunas fotos y nos retiramos.

Quise posteriormente compartir esta experiencia con mi Guía Espiritual y me pidió que tuviera precaución con el tipo de energía que había en el lugar, y me hizo la aclaración de que al asistir no me llenaba de energía sino que, purificaba mi propia energía.

A continuación anexo algunas fotos que pude tomar en el Foco Tonal:



La entrada al foco tonal



El castillo en donde viven los propietarios



La gente al centro del foco tonal llenandose de energía



El area está rodeada por pilares de colores que tienen un significado especifico por cada color. En esta foto se puede ver un efecto visual que parece ser un arcoiris, no estoy segura por que se ve ahi dentro del foco.



La gente saliendo del area, sin darle la espalda.



Una vista mas amplia del foco tonal con el castillo de fondo.

¿Como llegar al Foco Tonal?

Desde Guadalajara Se debe tomar la carretera a Chapala y aproximadamente 15 kilometros antes de llegar a Chapala hay señalamientos de desviaciones a Ocotlán y Poncitlan. Hay que tomar esa desviación. Pasando Poncitlán hay que poner mucha atención en una salida hacia Cuitzeo, se atraviesa el pueblo y se sigue por una angosta carretera, a unos 15 minutos de Cuitzeo está un letrero que indica El foco tonal. Desde ese camino se puede ver el castillo.